Presidente Trump

trump-oval-office

Donald Trump ya es Presidente de los Estados Unidos. (Electo, pero Presidente). La verdad es que la película de este año 2016 sólo podía acabar así, y que no lo hubiera hecho habría sido una decepción para todos, incluso para quienes no tragan al personaje. Que después de una campaña tan épica hubiera perdido habría sido algo así como si Harrison Ford se cae del avión en la última escena de Air Force One. Inaceptable.

La pregunta que nos hacemos muchos ahora es: ¿Podemos estar tranquilos? ¿Será Trump un buen presidente? En realidad, es imposible saber esto a ciencia cierta. No tenemos nada con qué compararlo, el periodo 2016-2020 sólo va a ocurrir una vez y nadie tiene una bola de cristal. Sin embargo, sí podemos observar su curriculum, y en base a eso imaginar si tiene las cualidades que entendemos que necesita una persona para ser un buen presidente.

Por lo que sabemos, Trump es un empresario de 70 años que ha tenido bastante éxito en la vida y en los negocios. Tiene una familia que parece salida de un anuncio, se lleva bien con sus ex mujeres y, hasta donde sabemos, nadie con quien haya tenido un trato de amistad ha tenido nunca una mala palabra hacia él en público. Todo esto ya habla muy bien de él como ser humano.

En los negocios tampoco le ha ido nada mal. A pesar de lo que dice la prensa, Donald Trump es un empresario de muchísimo éxito. De las alrededor de 500 empresas que ha creado, le habrán salido rana menos de 10. Y además gestiona su holding de tal manera que ninguna de esas quiebras ha influido negativamente en la marca Trump. Esto, en un emprendedor que siempre está ensayando nuevos modelos de negocio es para darle una matrícula de honor.

Por otro lado, y gracias a la campaña electoral, sabemos que es una persona que no gasta un dólar de más si no necesita hacerlo. De hecho, el 99% de la campaña se la han pagado sus mayores enemigos, los medios de comunicación. Y lo más curioso es que ambos han salido ganando: él es ahora Presidente electo y ellos nunca han visto sus cuentas de resultados más abultadas gracias a la audiencia que les ha generado. Y si ha conseguido que la CNN y el New York Times le paguen la campaña beneficiándose ambos, no tengo ninguna duda de que logrará que México pague su famoso muro también beneficiándose ambos, en una negociación que va a ser muy divertida de ver.

También gracias a la campaña sabemos que es muy trabajador y tiene mucha energía. En el sprint final, llegó a hacer cinco mítines diarios en diferentes Estados sin parecer cansado. En esto se diferencia mucho de su ex rival, Hillary Clinton, quien no aguantaba un acto público al día y básicamente delegó en otros más de la mitad del trabajo, supongo que por aquello del ‘Stronger Together’.

En la vida de Trump tampoco hay escándalos reseñables. Es más, antes de meterse en la carrera presidencial, su figura era básicamente respetada en EEUU, sobre todo entre la clase trabajadora y las minorías, que veían en él la personificación del sueño americano. Las élites nunca lo han tragado del todo, y en cierto modo esto es lógico, pues en el fondo las élites también compiten entre ellas, y Trump no parece una competencia fácil. Pero antes de esta campaña, y con 70 años a sus espaldas, no hay nada que se pueda decir que lo descalifica para el puesto que va a ocupar.

Por los libros que ha escrito y por su campaña, sabemos también que es un empresario que utiliza técnicas de negociación agresivas, que consisten en lanzar una oferta muy alta para, a partir de ahí, ir bajando hasta llegar al punto que a él le interesa, haciendo que la otra parte crea que ha cedido en algo. Esto es algo que veremos cuando tenga que negociar el pago del muro con el Gobierno de México. De momento, México ya acepta que ese muro se va a construir y que hasta puede ser beneficioso, cosa a la que en un principio se había negado en rotundo.

En en el plano exterior, sabemos que Trump está acostumbrado a negociar con todo tipo de empresas y gobiernos extranjeros y que nunca se ha visto envuelto en ningún escándalo o incidente diplomático por ninguna de estas negociaciones. Y él dice que le gusta llevarse bien con la gente. Y sabemos que la gente que se lleva bien con él le adora. Y que él siempre corresponde. También, durante la campaña se ha cuidado muy mucho de no meterse con otros gobiernos. Es más, siempre que ha hablado de China o México ha reconocido lo astutos que son estos países aprovechándose de EEUU, ha dicho que esa debería ser la labor de todo gobierno, trabajar en beneficio de su país, y que los incompetentes estaban en Washington.

Más cosas. No bebe una gota de alcohol. Esto puede parecer una tontería, pero es muy buena señal de cara a, por ejemplo, afrontar una crisis o participar en una reunión de alto nivel, donde uno tiene que mantener la mente despejada. Aquí en Europa, nosotros tenemos un presidente de la Comisión Europea que es un alcohólico sin remedio, del que es de suponer que es fácil aprovecharse cuando va borracho y que ya nos ha puesto en ridículo alguna vez.

¿Es racista o misógino? Yo no veo eso por ninguna parte. Trump nunca habla de las minorías si no es para decir cuánto le quieren y cuánto le votan. Él no ve al pueblo americano como si se tratara de un conjunto de subgrupos que compiten entre sí para ver quién se lleva el abrazo más grande del Gobierno o el bocado más tierno del Presupuesto. Para él todos son americanos, habla de América como si fuera un equipo de fútbol, y entiende que la competencia no está dentro, sino fuera, con el resto de naciones.

En cuanto a su supuesto machismo, casi no vale la pena ni comentar. Meterse con una mujer no es ‘atacar a las mujeres’, igual que meterse con un hombre (cosa que por supuesto también hace y de forma mucho más habitual y más brusca) no es ‘atacar a los hombres’.

Por último, sabemos que sabe escuchar y se deja guiar por los expertos. A pesar de toda la propaganda diciendo que es un megalómano y un egocéntrico sin remedio (por cierto, ¿qué político no es egocéntrico?), hemos visto cómo durante la campaña ha ido variando algunas de sus posturas en función de las demandas de los estadounidenses (véase el tema del aborto) y cómo cuando su campaña ha flojeado más de la cuenta no ha dudado un segundo en reemplazar al responsable de la misma. Y como dicen los que saben de esto, es más importante saber despedir que saber contratar.

En definitiva, Trump es un personaje que vive de su marca, con lo cual es de esperar que hará todo lo posible para dejar bien alto el buen nombre de la misma. Y para ello necesita ser un buen presidente.

Anuncios

6 comentarios en “Presidente Trump

  1. Qué bárbaro, nunca había leído tantas falsedades e inexactitudes juntas. Afirma que:
    Si no ganaba Trump hubiera sido una decepción para todos. NO para la mitad del total del electorado que no votó por el. Muchos de ellos no votaron por Hillary sino CONTRA TRUMP.

    Dice que “Tiene una familia que parece salida de un anuncio”… ¿Y eso qué? ¿Están mas bonitos que la familia Obama que es de raza negra? Y Trump está en su 3er. matrimonio ¿A qué clase de anuncio se refiere?

    Afirma que Trump está acostumbrado a negociar con todo tipo de empresas y gobiernos y no ha tenido problemas… ¿No sabes cuántos problemas a tenido con provedores a los que no paga? ¿Y los problemas que ha tenido con asociados suyos en Miss Universo? Busca Google Rosas Moya-Trump / Barbachano-Trump / Baja California-Trump / proveedores-Trump / como rápidos y clarísimos ejemplos de lo muy equivocado que estás en tu afirmación. ¿No ha tenido mayores problemas? En 50 años de su vida a iniciado casi 1,500 demandas de TODO TIPO. Para que adquieras algo de perspectiva (que mucha te falta) son unas 30 al año, 2.5 demandas al mes en promedio durante 50 años… ¿Cómo puedes afirmar lo contrario? ¿De dónde sacas tal razonamiento?

    Mencionas que no bebe alcohol. Cierto. Lo que no sabes tú es que consume cocaína. Quienes conocemos figuras de la sociedad de Nueva York sabemos que lo hace moderadamente y desde que era joven ¿De dónde crees que le sale esa gran energía a sus 70 años y que te tiene tan asombrado?

    Niegas su muy conocido y muy claro machismo, y lo haces de una forma tan, pero tan infantil, que a como tu mismo dices en ese párrafo: “casi ni vale la pena comentar”.

    Dices que no ves en ninguna parte que sea racista… ni ves que sea misógino… Pues en verdad que no hay mas ciego que el que no quiere ver, eh?

    Afirmas que el gobierno de México ya está aceptando lo del muro: qué FALSO y MENTIROSO eres. Te reto a que muestres UNA SOLA DECLARACIÓN de un funcionario de México en ese sentido al día de hoy 10 de nov. 2016.

    Y señalas que es una virtud que está cambiando de postura en función de lo que demanda la gente, como el tema del aborto… caray… tiene 2 días de presidente electo y ya te refieres a él como si fuera presidente en funciones! Y la virtud está en darle a la gente LO QUE NECESITAN, no LO QUE QUIEREN.

    Tú piensas y escribes como lo que tanto criticas: los “Medios vendidos”. Y esa es precisamente tu aspiración oculta.

    Me gusta

  2. Muy buen análisis. Aunque también es más fácil hacerlo desde Madrid.
    Yo vivo en USA, soy de padre americano y madre española, y aunque no quería que ganara Hillary (Crooked Hillary) Trump me asusta un poco.
    Tienes suerte de estar en Madrid, en España un país que es el más tolerante con la comunidad LGBT. Comunidad a la que pertenezco, y aunque aquí no hay muchos problemas, no hay tanta tolerancia como en España. Que Trump haya elegido a Mike Pence como vice presidente es preocupante. No voy a explayarme porque todos saben por donde voy. Y no me basta la excusa barata de “un vice presidente no hace nada”. Porque no solo es Pence, son muchos senadores y representantes que comparten su visión “poco gay friendly” (por no usar el término homófobo que me parece exagerado y muy pussy generation) es MUY preocupante. Ojalá no haya problemas por ese lado.
    Muchas gracias por compartir tu blog.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario Richard. Entiendo lo que quieres decir, pero míralo por este otro lado: el GOP hasta la llegada de Trump era un partido básicamente homófobo. Trump ha sido su primer candidato a presidente que no sólo ha hecho referencias a lo gays y ha sacado una bandera del arcoiris en sus mítines, sino que ha cosechado aplausos por ello. Eso era impensable hace sólo 2 años. Es mucho más fácil que Pence se vuelva tolerante con este tema que al revés. Trump tiene esa capacidad de primero acercarse a un movimiento y luego dirigirlo hacia dónde él quiere, y con el GOP está haciendo lo mismo. Su pantomima con el certificado de nacimiento de Obama fue eso, una estrategia para empezar a atraerse a las bases del Partido Republicano, dejar que le aceptaran para después liderarlas y llevarlas por donde él quiere. Y un tío críado en Queens y en Manhattan no va a poner ningún problema a la comunidad gay, al revés, estoy seguro de que por naturaleza es más gay-friendly que Hillary, que se crió en un ambiente mucho más conservador.

      Me gusta

      1. Ojalá tengas razón. Talvez no soy el ‘stereotypical gay’ y me alegro de ello. Yo voté por Trump más por él y su visión no por el GOP. Y sí, es el único candidato GOP que abiertamente ha hablado bien de nosotros. Es de aplaudir sí, pero tampoco mucho. Es más, ya era hora. Los Democrats ya lo habían hecho mucho antes. Entiendo que en Queens o en Manhattan sería muy difícil tener una postura homófoba pero el resto del país, en todos los estados rojos, es algo desgraciadamente muy común. En estas elecciones han ganado muchos representantes que no son gay-friendly y espero que teniendo un presidente que A PRIORI no comparte esos pensamientos absurdos y de cavernícolas, influya para que cambien las cosas. Si bien es cierto que Hillary al ser de un ambiente más conservador (que me sorprende cuando en España se creen que los Dems son como el PSOE o Podemos cuando en realidad están más a la derecha del PP) en teoría no sería tan abierta como un New Yorker como Trump, los representantes y los senadores, gobernadores y demás líderes políticos Dems SÍ han sido más abiertos con nuestra comunidad. Tengo miedo pero también tengo ilusión, es difícil explicarlo pero me alegro que en menos de 24 años empieza una nueva oportunidad y se acaban los años de Obama que francamente han sido mediocres. Totalmente sobrevalorados y con cero o casi cero crítica por la prensa. Al menos si Trump lo hace mal nos enteraremos todo, solo espero que si hace las cosas bien también.
        Gracias y un saludo!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s