Cómo lidiar con los haters

captura-de-pantalla-2017-01-18-a-las-4-46-02

Si tienes una vida online y escribes en un blog o estás en Twitter, asume que vas a tener que lidiar con haters. Lo primero que tienes que saber de esta gente es que van a odiarte hagas lo que hagas. Por algo se llaman haters. Nunca comprarán tu producto y siempre encontrarán un motivo para odiarte. Por eso no vale la pena esforzarse en intentar que cambien de opinión: nunca lo harán. Lo único que tienes que hacer es saber que son unos perdedores.

Un tanto por ciento de gente te va a odiar hagas lo que hagas. Es inevitable. A mí, por ejemplo, mis haters me odian por haber predicho que Trump ganaría las elecciones. ¿Por algo tan simple? Pues sí. Los haters, al fin y al cabo, son narcisistas patológicos a los que sencillamente no les gusta que otra gente reciba atención. Y yo he recibido mucha atención desde que acerté los resultados de EEUU. Os sorprendería saber la cantidad de tuitstars que han explotado de rabia por algo tan poco controvertido como eso, pero es así. Su mentalidad perdedora y tóxica les hace preguntarse cómo alguien puede atreverse a alardear de un producto que ha logrado vender con éxito.

En el fondo, el principal problema de los haters es que no tienen con qué competir contigo, y al no poder competir, se dedican a odiarte sin más. Para ellos es más cómodo comportarse así que intentar mejorar su vida o aprender algo de los demás. Por eso se obsesionan con todo el mundo. Les mueve el ego, quedar por encima de los demás. Y por eso siempre están vigilando a alguien, hablando de él o haciéndole un traje. Ése es su producto.

Con los haters hay tres opciones: ponerte a la defensiva, ignorarlos o aprovecharte de ellos para vender tu marca. En otras palabras, puedes decidir rendirte porque te importa lo que diga sobre ti alguien con desórdenes obsesivos o puedes ser tú mismo y abrazar ese odio y utilizarlo. En mi caso, yo les dejo odiarme, de hecho me resulta cómico saber que hay gente tan obsesionada conmigo. Por eso mi lista de bloqueados y silenciados en Twitter está vacía.

Que tu existencia remueva algo tan profundo en otras personas, muchas de las cuales ni siquiera se atreven a mencionarte, es bueno porque 1) te describe como alguien con influencia y 2) te garantiza atención permanente. Y eso es lo que necesitas para difundir tu mensaje. Por eso yo sólo les contesto cuando sé que mi respuesta puede mantenerme en el candelero, nunca para convencerles de algo, cosa que jamás lograría porque como digo este tipo de persona no razona, sino que simplemente hatea.

Aquí abajo tenéis un ejemplo. Por lo visto este hater llevaba meses obsesionado conmigo. Yo ni le conocía. Pero hace un par de semanas por fin se decidió a dar la cara y atacarme. Al ver que tenía muchos seguidores (de hecho tiene más que yo), le contesté hablando de uno de los temas que tanto he comentado en este blog: la disonancia cognitiva. ¿Qué hizo? Pasarse ese día y parte del siguiente hablando de mí obsesivamente, dándome publicidad gratis. Incluso empezó a retuitear todos mis tuits en los que utilizo la expresión disonancia cognitiva. Ese día gané unos 40 seguidores en Twitter, de los que a mi hater le atribuyo más de la mitad.

Si os fijáis en mi Twitter, nunca interactúo con un hater de forma pública. A veces, como en esta ocasión, les contesto, pero sin poner el famoso punto delante ni copiando su tuit para que todo el mundo la vea. No me interesa que esa conversación se haga pública en mi muro, sino en los suyos. De ese modo evito que ellos se hagan publicidad a mi costa.

No se trata de responder con una actitud zen constantemente, en general lo mejor es no entrar en su frecuencia porque su energía negativa te va a acabar contagiando, pero sí es importante que les des algo para que hablen de ti. Como el tuit que veis a continuación.

Para lidiar con un hater es imprescindible enfocarte en tu objetivo y aprender a liberarte del ego. Ser consciente de que no eres perfecto y perder el miedo a hacer el ridículo. Al fin y al cabo, quien se está intentando meter contigo es un desconocido que, por alguna razón, se siente inferior a ti. Y alguien así no debería dictar lo que haces con tu vida, ni en la real ni en la virtual.

Es importante no confundir a un hater con alguien que simplemente te está criticando. Como digo, todos cometemos errores. La crítica, por dura que sea y por mal que siente, es buena. Te ayuda a libertarte del ego y a escuchar. No pasa nada por aceptar un error ante alguien que critica lo que haces o lo que dices. Pero nunca deberías hacerlo si ese alguien simplemente te critica porque no te soporta.

Anuncios

4 comentarios en “Cómo lidiar con los haters

  1. Hola Alonso. Antes que nada me gustaria darte las gracias por compartir tu blog y tu twitter con la gente. Te descubri por una sugerencia de tu canal de youtube y me quede realmente impactado ya que yo pertenecia a ese gran numero de gente que detestaba a Trump y que estaba nerviosa por su victoria, como tampoco entendia lo del Brexit y todo lo que esta pasando en Europa.
    Pero en tus videos veo una explicacion bastante razonada y ponderada de porque no se le debe temer a este cambio y sobretodo porque es tan necesario. Encuentro tus argumentos mas que solidos y con base y lo mejor de todo es que aportas pruebas que eso para mi es muy importante.
    Llevo comulgando con ideales mucho tiempo casi por obligacion muchas veces incluso tragandome historias y argumentos que no se sostenian, tal vez por miedo al que diran o tal vez por ignorancia en algunos casos. Pero de cualquier modo siento que he traspasado la barrera de la correccion politica y cada vez me reafirmo mas en mis ideales que pueden contrastar mucho con mis creencias anteriores. Es muy dificil defender algunas cosas en la cotidianidad porque la gente o no las entiende o se te echan encima y es una autentica lastima que no se pueda hablar de politica con normalidad en este pais sin que intenten pasar por encima tuya.
    En fin agradecerte una vez mas tu trabajo y decirte que tengo un blog aqui en wordpress sobre arte y su estado actual,un poco inspirado en tu estilo,espero que me perdones jaja.
    Bueno eso es todo un fuerte abrazo desde Vigo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Está muy bien las cosillas que expone. Comparto lo que dice.

    Lo he descubierto en las Redes Sociales, con su cuenta.

    Efectivamente, el odio aparece como una consigna de falsa resistencia para los oligarcas que asimismo provocan todos los desmanes que sufrimos desde hace décadas.

    Pero, me ha asustado al ver lo de -haters- ; ya que creía que tenía que ver algo con ésto otro : Net-Hatters, para ámbitos cibernéticos o informáticos, término conocido para perfiles de protectores de la Red.

    Lo dicho, está pero que muy bien lo que comparte, y las opiniones, puro sentido común, sin duda alguna.

    Me gusta

  3. Hola Alonso, antes de nada queria darte las gracias por destacar mi comentario en tus redes sociales, ha sido algo muy emocionante para mi por eso te invito a que curiosees por mi blog cuando quieras. Muchas gracias otra vez y suerte en tu emprendimiento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s